• Posicionamiento de CANLA: Condiciones de participación en la COP26

    CAN América Latina y sus organizaciones miembros hacen un llamado a garantizar nuestro derecho a participar en la Cumbre Climática de las Naciones Unidas. Al considerar las incertidumbres prevalecientes en relación a las condiciones de participación de delegaciones oficiales, observadores y medios de comunicación durante la COP26 de la CMNUCC, manifestamos: 

    A pocos días para la COP26, nuestras ONGs aún no tienen las condiciones mínimas para garantizar su participación y resguardar la salud y la vida de nuestros delegados. Las barreras económicas y restricciones se incrementan sin consideración a nuestro derecho a participar. La participación en el régimen climático internacional se  ha realizado históricamente con una representación desbalanceada y excluyente hacia nuestra región. 

    Además, la crisis sanitaria y las brechas de acceso a las vacunas complican aún más la posibilidad de generar las condiciones adecuadas de seguridad para todas las personas participantes en la COP26. Y al haberse aceptado el ofrecimiento que ha realizado la Presidencia de la COP de proveer vacunas a delegados oficiales y observadores; nos resulta de gran preocupación que a pocas semanas del evento aún no se haya materializado dicho ofrecimiento. 

    Las restricciones de cuarentena establecidas para países en lista roja imponen a la mayoría de organizaciones no-gubernamentales observadoras de la CMNUCC de América Latina y El Caribe barreras inusuales e infranqueables.  Los costos adicionales de la cuarentena impuesta a nuestras organizaciones son una carga financiera desproporcionada a la que nos vemos imposibilitados de afrontar.  

    Las barreras actuales a la participación implican que la mayor parte de las organizaciones de CAN América Latina no tendrán posibilidades de participar de manera presencial durante la COP26. 

    CANLA exhorta a la Presidencia de COP 26 y la Secretaria de la CMNUCC:

    • Hacemos un llamado a la Presidencia de COP 26 a garantizar la participación efectiva de la sociedad civil.
    • Proveer las condiciones  necesarias para incrementar y garantizar el derecho a la participación de las organizaciones y actores del sur global es una condición mínima para una Cumbre Climática.
    • Honrar la promesa de proveer las dos dosis de vacuna de manera segura a las personas delegadas de países y ONGs del sur global dentro de un plazo razonable que permita su participación efectiva en COP 26, traslado y trámite de visas.
    • Eliminar o subsidiar los costos adicionales de cuarentena obligatoria requeridos a cada persona  delegada proveniente de un país en lista roja.
    • Ofrecer garantía de atención médica o seguros a personas delegadas en caso de contraer COVID19 durante las actividades de COP 26.
    • Comprometerse a reprogramar la Cumbre Climática en caso de que la presidencia de la COP no estuviera en posibilidad de cubrir los costos adicionales necesarios para cumplir las condiciones de cuarentena o de honrar la promesa de proveer vacunas a las personas delegadas del sur global.
    • Garantizar la participación de delegados de ONGs en las negociaciones de manera virtual

    Las organizaciones de CAN América Latina consideramos que este es un momento propicio para implementar el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas garantizando las condiciones mínimas para la participación del Sur Global en la COP26

    CANLA’s position

    Participation conditions at COP26

    CAN Latin America and its member organizations call to guarantee our right to participate in the U.N. Climate Conference. Considering the prevailing uncertainties regarding the conditions of participation of official delegations, observers and media during the COP26 of the UNFCCC, we declare: 

    With only a few weeks to go before COP26, our NGOs still do not have the minimum conditions to guarantee their participation and safeguard the health and lives of our participants. Economic barriers and restrictions are increasing without consideration of our right to participate. Our region has been historically underrepresented in the climate talks. In addition, the ongoing pandemic and gaps in access to vaccines further complicate the possibility of generating adequate security conditions for all COP26 participants. After accepting the offer made by the COP Presidency to provide vaccines to official delegates and observers, it is of great concern to us that with just weeks to go, this offer has not yet materialized. 

    The quarantine restrictions established for red-listed countries impose unusual and insurmountable barriers for most NGOs observing the UNFCCC from Latin America and the Caribbean.  The additional quarantine costs imposed on our organizations are a disproportionate financial burden that we are unable to meet.  

    The current barriers to participation mean that most CAN Latin America organizations will not be able to participate in person at COP26. 

    CANLA urges the Presidency of COP26 and the Secretariat of the UNFCCC to:

    • We call on the COP 26 Presidency to ensure the effective participation of civil society.
    • Providing the necessary conditions to increase and guarantee the right to participation of organisations and actors from the global south is a minimum condition for a Climate Summit.
    • To honour the promise to provide the two doses of vaccine safely to delegates from countries and NGOs from the global south within a reasonable timeframe that allows for their effective participation in COP 26, travel and visa processing.
    • To eliminate or subsidise the additional mandatory quarantine costs required for each delegated person coming from a red-listed country.
    • To provide guaranteed medical care or insurance for delegates in case they contract COVID19 during COP 26 activities.
    • Commit to rescheduling the Climate Summit in the event that the COP Presidency is unable to cover the additional costs necessary to meet quarantine conditions or to honor the promise to provide vaccines to delegates from the global south.
    • To ensure the participation of NGO delegates in the negotiations virtually.

    The CAN Latin America organizations consider that this is a propitious moment to implement the principle of common but differentiated responsibilities by guaranteeing the minimum conditions for the participation of the Global South at COP26.

    Fuente Climate Action Network América Latina

  • Provita reporta nuevo récord de 202 volantones de cotorras margariteñas en temporada 2021

    19 de agosto de 2021
    Prensa Provita Nueva Esparta. (CNP: 21.465).- Provita reportó 202 volantones (pichones con capacidad de volar) de cotorras margariteñas (Amazona barbadensis) al cierre de la temporada de reproducción 2021, la cifra representa un nuevo récord anual para el programa de conservación de esta ave amenazada de extinción que la ONG ambientalista lleva adelante en la península de Macanao (oeste de la isla de Margarita).

    “Trabajamos en función de reducir la tenencia de cotorras en cautiverio y de elevar la cantidad de individuos en vida silvestre. Hace 30 años eran un poco más de 700 individuos en vida silvestre. En el último censo logramos contar más de 2 mil cotorras en libertad, una cifra alcanzada gracias al compromiso de las comunidades, financistas, aliados y al equipo de Ecoguardianes”, dijo José Manuel Briceño, subdirector para Nueva Esparta de esta ONG.

    El Programa de Conservación de la Cotorra Margariteña abarca áreas como la generación de conciencia conservacionista a través de campañas de educación ambiental para la protección y conservación de la especie, así como la incorporación de los Ecoguardianes, la custodia de dormideros y la restauración ecológica del bosque seco, entre otras acciones.

    Briceño reconoció el importante aporte de los Ecoguardianes en el establecimiento de este nuevo récord de volantones por cuarto año consecutivo, gracias “al tiempo y esfuerzo” que estos voluntarios dedican a “la protección, vigilancia, cuidados y atención del hábitat integral” del ave regional de Nueva Esparta.
     
    Provita registró 126 volantones en 2018, cifra que se elevó a 140 nuevos ejemplares tanto en 2019 como en 2020. Es la primera vez desde que el Programa existe que se supera la cantidad de 200 pichones en un solo año.

    Briceño señaló que los récords registrados en 2020 y 2021 han sido posibles a pesar de las limitaciones de movilidad a causa de la Covid-19. Los Ecoguardianes y el equipo de Provita han implementado las medidas de bioseguridad pertinentes para seguir adelante con actividades como la vigilancia de los nidos, que son clave para evitar el saqueo de pichones.

    Jesús Aranguren, biólogo e integrante del equipo de Provita, explicó que este año se han incorporado nuevas acciones a las tareas cotidianas como la implementación de cámaras trampa.

    “Gracias a ello hemos podido monitorear de cerca todo el proceso de reproducción del psitácido, pero al mismo tiempo estamos colocando otras cámaras para registrar información importante de otras especies como el venado o el cunaguaro”, precisó.

    Aranguren dijo que estos instrumentos permiten evaluar indicadores como tiempo de alimentación de los pichones, tipo de atención e incluso se registran las vocalizaciones de las aves, pues las cámaras también recogen los sonidos del ambiente donde están instaladas.
     
    APOYO DE ALIADOS
    “Estos números nos llenan de alegría y deben repercutir en la población margariteña como un compromiso a seguir elevando esa cifra, pues nuestra ave regional todavía está amenazada y los esfuerzos de cada uno de nosotros son importantes para garantizar su permanencia en vida silvestre”, señaló Briceño.

    Por ello, invitó a la colectividad a festejar que el trabajo realizado está dando los resultados esperados.

    Asimismo, Briceño destacó el esfuerzo de los financistas del proyecto, quienes de manera sostenida apuestan al crecimiento en vida silvestre de la cotorra margariteña, como es el caso de World Land TrustWhitley Fund for Nature y Van Tienhoven Foundation.

    También resaltó el apoyo de aliados como Daniel Ancieta de Hacienda Macanao, quien ha permitido que en su propiedad se inicie la evaluación y seguimiento de nidos de la cotorra margariteña de manera que se amplió el territorio de acción del programa.

    Por último, Briceño agradeció el compromiso de Juan Carlos Salazar, propietario de Arenera La Chica y Hato San Francisco, lugar donde se lleva adelante el Programa de Conservación de la Cotorra Margariteña desde hace 30 años.
    Foto: Roland Seitre
  • Un Portal de Soluciones para la Adaptación al Cambio Climático

    https://adaptationataltitude.org/solutions-portal

    En un trabajo colaborativo con varias instituciones y proyectos, el programa Adaptación en las Alturas construyó un portal web que sistematiza una serie de soluciones propuestas y comprobadas para la adaptación al cambio climático en regiones de montaña.

    Las experiencias detalladas en el portal contienen información sistematizada sobre el contexto, beneficiarios, planificación, resultados, financiamiento, evaluación, sostenibilidad, procesos de capacitación, aspectos innovadores, barreras, y posibilidades de escalamiento. Además, incluyen documentos de interés y enlaces a información complementaria.

    Una buena parte de las soluciones publicadas para los Andes han sido generadas con la facilitación de CONDESAN. Desde el proyecto AICCA se han aportado soluciones para la adaptación al cambio climático en recursos hídricos en Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. El proyecto MERESE-FIDA ha contribuido con mecanismos de conservación y gestión sostenible de ecosistemas altoandinos y la retribución de servicios ecosistémicos en Perú; la Red GLORIA-Andes aporta soluciones para el monitoreo de los impactos del cambio climático sobre la vegetación a lo largo de toda la cordillera; la estrategia EMA aporta estrategias para el monitoreo integral de la alta montaña en Colombia (IDEAM, IAvH); el programa GEF-Montaña contribuye con soluciones para la protección de la biodiversidad y servicios ecosistémicos en Chile; desde Bolivia se recogen soluciones como el proyecto de Biocultura y cambio Climático en Cochabamba, el manejo integrado de la cuenca del Río Grande y programas de riego y agua potable a nivel municipal.

    En los próximos meses, se espera continuar enriqueciendo esta base de soluciones con nuevos estudios de caso provenientes de las experiencias en los Andes y otras montañas de todo el planeta. Con esto, el portal permitirá a implementadores de proyectos, tomadores de decisión e investigadores continuar accediendo a información de alta calidad sobre estrategias innovadoras de adaptación y aportar a generar conexiones que consoliden esta comunidad de práctica a nivel global.

    El portal ha sido desarrollado como parte del programa Adaptación en las Alturas, financiado por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación. Para mayor información sobre el portal haz click aquí. Las personas interesadas en contribuir pueden dirigirse aquí.

  • Provita reactiva viveros comunitarios para su Plan de Restauración del Bosque Seco en la isla de Margarita

    Prensa Provita Nueva Esparta. (CNP: 21.465).- Provita anunció la reactivación de siete viveros comunitarios ubicados en la península de Macanao (oeste de la isla de Margarita, Nueva Esparta), en los que crecerán las 3.000 plantas que serán destinadas a la restauración ecológica de matorrales y del bosque seco de esa región que es hogar de la cotorra margariteña (Amazona barbadensis) y de otras especies endémicas.

    El objetivo, que Provita prevé cumplir junto a los viveristas comunitarios, es propagar 3 mil plantas de ocho especies nativas del bosque seco de Macanao, incluyendo 500 guayacanes, para ser llevadas hasta las parcelas identificadas para la restauración.

    Luis Guevara, biólogo y analista de restauración del Programa de Conservación de la Cotorra Margariteña, manifestó que ya se realizó un importante trabajo de identificación, selección y tratamiento de semillas, así como del sustrato que se usará para el crecimiento de las plantas.

    “No se trata sólo de sembrar por sembrar”, dijo, al tiempo que destacó que se busca garantizar que esas plantas que se producen en los viveros “sean realmente útiles al bosque seco y a toda la diversidad que allí habita”.

    Tras un minucioso y laborioso trabajo de identificación y selección de semillas, estas se almacenan en condiciones adecuadas para garantizar su vida.

    “También trabajamos en la incorporación de micorrizas para aportar nutrientes. Hacemos la solarización del suelo que es el sustrato o la tierra con la que llenamos las bolsas e incorporamos las plántulas, una vez que germinen las semillas”, explicó.

    Por su parte, José Manuel Briceño, subdirector para Nueva Esparta de Provita, destacó el esfuerzo de cada uno de los viveristas y sus familias por el mantenimiento y acondicionamiento de cada uno de los viveros.

    “Lo más hermoso de este trabajo es que nos permite alimentarnos de la experiencia de las comunidades y las vivencias de quienes nos acompañan en esta tarea. Nosotros como ONG acompañamos a las comunidades quienes en definitiva son los verdaderos protagonistas de los resultados que hoy podemos mostrar”, dijo Briceño.

    Briceño explicó que el equipo de Provita y los encargados de los viveros comunitarios se han adaptado a las restricciones sanitarias para protegerse de la Covid-19 y garantizar la continuidad de la iniciativa.

    Desde 1989 el Programa de Conservación de la Cotorra Margariteña se desarrolla en los terrenos del Hato San Francisco-Arenera La Chica en la península de Macanao.



     

Noticias

Acción Climática, Agua y Salud

Multimedia

Opinión y Análisis

Experiencias e Investigaciones