• SODIS, un método para obtener agua segura en comunidades rurales

    El agua potable o agua segura es aquella que está libre de parásitos y bacterias. Cada año se producen 4.000 millones de episodios diarreicos debido al uso de aguas insalubres y a malas condiciones de higiene y saneamiento, tanto en el lugar de recogida del agua como durante el transporte hasta el hogar.

    En el marco del proyecto AQUA: Fortalecimiento de actores para la gestión sostenible del agua en tres regiones de Venezuela, ejecutado por Fundación Tierra Viva, con el apoyo de la Unión Europea, se están impartiendo talleres sobre el Método de Desinfección Solar del Agua (SODIS), en las comunidades de La Sabana y Pueblo Nuevo, en Canoabo, edo. Carabobo, con la asistencia de 24 miembros de los comités y brigadas asociadas a la ejecución de las actividades del proyecto AQUA y con un porcentaje de participación femenina del 80%.

    La efectividad del método SODIS para eliminar o inactivar agentes patógenos como bacterias, virus, helmintos y algunos protozoos en el agua está comprobada. Es un método simple y extremadamente económico que utiliza luz solar y envases de plástico transparente de dos litros y que se puede usar tanto en zonas rurales dispersas como en cascos poblados. 

    Además de aprender a aplicar SODIS, los participantes de los talleres hacen prácticas de cloración y elaboración de filtros de agua artesanales.

    En un contexto de escasez de gas doméstico, que hace prohibitivo su uso para hervir el agua de consumo diario en los hogares, el conocimiento y aplicación de estos métodos puede mejorar las condiciones sanitarias de la población, al garantizarles el acceso al agua segura a través de la autogestión, lo cual, unido a acciones de mejora de los acueductos rurales y de conservación de los suelos y bosques de la cuenca, forma parte de las buenas prácticas para uso sostenible del agua en nuestras cuencas hidrográficas, objetivo central del Proyecto AQUA.

  • Para aprender a vivir libres de contaminación por mercurio, oenegés iniciaron el programa educativo “Somos Caura” en el estado Bolívar

                Entre el 18 de septiembre y 01 de octubre las oenegés Todos por el Futuro y Clima21 – Ambiente y Derechos Humanos iniciaron el programa “Somos Caura”, dirigido a comunidades del bajo Caura, Municipio Sucre del estado Bolívar.

    Las actividades forman parte de un programa dirigido a brindar información sobre los impactos ambientales y en la salud de la minería ilegal de oro, especialmente los efectos de la contaminación por mercurio en la salud humana. Asimismo, presentar orientaciones sobre salud y alimentación, para que las familias tomen decisiones informadas en relación con la preparación de alimentos y la dieta de sus hijos.

    En su primera fase este programa está dirigido principalmente a mujeres criollas y afrodescendientes que habitan en comunidades del bajo Caura.

    En esta ocasión se realizaron charles, talleres y validación de materiales educativos, así como la creación de redes de intercambio de información entre personas participantes del proyecto.

    Los talleres se realizaron. en las comunidades de Maripa y Aripao, en el Caura y posteriormente en el sector La Sabanita de Ciudad Bolívar, con la participación de los habitantes del Municipio Sucre, que actualmente se encuentran residenciados en capital del estado.

    Asimismo, se realizó un encuentro con representantes de organizaciones indígenas del Caura para solicitar su consentimiento y apoyo para continuar el proyecto en la región del medio Caura.

    Todas las actividades se realizaron siguiendo las medidas de bioseguridad y cuidado mutuo.

    Todo este proceso tiene como propósito promover la participación de la población en la defensa de su derecho a un ambiente sano y en la construcción de un futuro sostenible. La invitación es a seguir el programa “Somos Caura” a través de sus redes sociales, Instagram y Facebook.  (Comunicaciones Todos por el Futuro y Clima21-Ambiente y Derechos Humanos).

    Todos por el Futuro

    todosxelfuturo@gmail.com

  • La Amazonía perdió 74,6 millones de hectáreas de cobertura vegetal en 36 años

    1° de octubre de 2021
    Los resultados de MapBiomas Amazonía, presentados por la Raisg, muestran que entre 1985 y 2020 la Amazonía perdió un área equivalente al territorio de Chile. En el mismo periodo en la región se registró un crecimiento del 656% en minería y del 151% en agricultura y ganadería. Venezuela perdió una superficie similar al estado Mérida en su Amazonía
     La Amazonía, que abarca 9 países de América del Sur (Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Guyana Francesa, Perú, Surinam y Venezuela), perdió 74,6 millones de hectáreas de cobertura vegetal en el periodo 1985-2020, lo que equivale al territorio de Chile. La Red Amazónica de Información Socioambiental Georreferenciada (Raisg) generó estos datos a través de MapBiomas Amazonía, una herramienta de mapeo que permite monitorear los cambios del uso del suelo a nivel de toda la Amazonía y hacer seguimiento de las presiones sobre sus bosques y ecosistemas naturales.

    En el caso de Venezuela, los resultados de MapBiomas Amazonía refieren que para el 2020 se mantiene el 94% de la cobertura del suelo con vegetación nativa. Asimismo, se identificó que el terreno dedicado a la actividad agropecuaria se duplicó en el período comprendido entre 1985 y 2020.

    La ONG ambientalista Provita, que con el Grupo de Trabajo Socioambiental de la Amazonía Wataniba es uno de los dos socios venezolanos de la Raisg, determinó que Venezuela perdió 1,1 millones de hectáreas de cobertura vegetal nativa, lo que representa un 2,5% de la Amazonía venezolana. Esta área representa el equivalente al estado Mérida.

    La Colección 3.0 de Mapas Anuales de Cobertura y Uso del Suelo de la Amazonía, que recoge la información reseñada, fue presentada este jueves 30 de septiembre y está disponible en https://www.youtube.com/watch?v=qnkNUouopRM.

    En esta Colección 3.0 se presentan  más de 3 décadas de historia de la Cobertura y Uso del Suelo de la Amazonía en mapas anuales de 1985 a 2020 con una resolución de 30 metros y, como todos los productos de MapBiomas, estará a disposición del público desde la plataforma MapBiomas Amazonía https://amazonia.mapbiomas.org/. Esta ofrece la posibilidad de visualizar los mapas a nivel regional, nacional e incluso local, identificando las áreas cubiertas con bosques, campos naturales, manglares, agropecuaria y ríos, entre otras categorías.

    Entre 1985 y 2020, hubo un crecimiento del 656% en minería, del 151% en agricultura y ganadería y del 130% en infraestructura urbana. Este mapeo inédito incorpora toda la Amazonía, desde las cabeceras de los ríos en los Andes, pasando por la planicie amazónica y llegando hasta las transiciones con Cerrado y Pantanal.

    En 1985 apenas 6% de la Amazonia había sido convertida para áreas antrópicas como pastos, agricultura, minería o zonas urbanas. Para 2020 esta área casi se triplicó, alcanzando 15% de toda la región. El proceso varía bastante entre países, siendo de apenas 1% para Suriname, Guyana y Guyana Francesa y en el otro extremo 19% en Brasil.

    Gracias a que la Raisg considera como parte de la Amazonía las cabeceras de los ríos que la atraviesan, el estudio detectó una pérdida del 52% de los glaciares andinos, lo cual se reflejó en pérdidas de agua para las comunidades.
    Foto: Alberto Blanco-Dávila
    Nos acercamos al “punto de quiebre” de la Amazonía
    Estudios recientes apuntan que la pérdida de 20-25% de la cobertura boscosa de la Amazonía podría significar el ‘tipping point’ (punto de quiebre) para los servicios ecosistémicos de la Amazonía. Si continuara la tendencia actual verificada por MapBiomas, este punto de inflexión se podría alcanzar en esta década.

    Para Beto Ricardo, coordinador general de la Raisg, publicar la Colección 3.0 de MapBiomas Amazonía 1985-2020 es un importante avance hacia el objetivo de contribuir al monitoreo de la región con una visión integral que permita luego considerar para su conservación aspectos políticos de una región compartida entre ocho países, así como aspectos socioambientales de gran importancia.

    “Reconstruir la historia de nuestra Amazonía mirando los cambios año a año de sus coberturas naturales, identificando pérdidas de coberturas tan importantes como los glaciares y los bosques en general, nos ayuda a construir y proponer estrategias más exactas de conservación”, dijo Ricardo. 

    Tasso Azevedo, coordinador general de MapBiomas, consideró que la Colección 3.0 de MapBiomas Amazonía “muestra una profunda y rápida transformación por la acción humana en la región” y dijo que los mapeos de MapBiomas en América del Sur muestran que se trata de un padrón evidente.

    “Esta base de datos tiene un valor inestimable para la comprensión de la dinámica de uso de los recursos naturales de la región, además de contribuir al modelamiento del clima y al cálculo de las emisiones y remociones de gases de efecto invernadero por el cambio y uso del suelo en la región”, dijo.

    La información de mapeo es compatible para todos los países de la región y permite conocer el estado de cobertura vegetal, así como las tendencias, en la unidad que se desee trabajar. Además, permite identificar los cambios ocurridos en el uso del suelo en un periodo determinado (año, quinquenio, décadas, etc.) entre 1985 y 2020.

    Con esta tercera colección, generada por técnicos y especialistas de cada uno de los países que forman parte de la Amazonía, se busca  contribuir al conocimiento de la  situación actual de la región amazónica de forma  integral, incluyendo además nuevas categorías de uso como Minería e Infraestructura Urbana. También se incluyen mapas y datos de los vectores de presión sobre los bosques y otras coberturas como concesiones mineras, lotes petroleros, vías e hidroeléctricas.
  • Posicionamiento de CANLA: Condiciones de participación en la COP26

    CAN América Latina y sus organizaciones miembros hacen un llamado a garantizar nuestro derecho a participar en la Cumbre Climática de las Naciones Unidas. Al considerar las incertidumbres prevalecientes en relación a las condiciones de participación de delegaciones oficiales, observadores y medios de comunicación durante la COP26 de la CMNUCC, manifestamos: 

    A pocos días para la COP26, nuestras ONGs aún no tienen las condiciones mínimas para garantizar su participación y resguardar la salud y la vida de nuestros delegados. Las barreras económicas y restricciones se incrementan sin consideración a nuestro derecho a participar. La participación en el régimen climático internacional se  ha realizado históricamente con una representación desbalanceada y excluyente hacia nuestra región. 

    Además, la crisis sanitaria y las brechas de acceso a las vacunas complican aún más la posibilidad de generar las condiciones adecuadas de seguridad para todas las personas participantes en la COP26. Y al haberse aceptado el ofrecimiento que ha realizado la Presidencia de la COP de proveer vacunas a delegados oficiales y observadores; nos resulta de gran preocupación que a pocas semanas del evento aún no se haya materializado dicho ofrecimiento. 

    Las restricciones de cuarentena establecidas para países en lista roja imponen a la mayoría de organizaciones no-gubernamentales observadoras de la CMNUCC de América Latina y El Caribe barreras inusuales e infranqueables.  Los costos adicionales de la cuarentena impuesta a nuestras organizaciones son una carga financiera desproporcionada a la que nos vemos imposibilitados de afrontar.  

    Las barreras actuales a la participación implican que la mayor parte de las organizaciones de CAN América Latina no tendrán posibilidades de participar de manera presencial durante la COP26. 

    CANLA exhorta a la Presidencia de COP 26 y la Secretaria de la CMNUCC:

    • Hacemos un llamado a la Presidencia de COP 26 a garantizar la participación efectiva de la sociedad civil.
    • Proveer las condiciones  necesarias para incrementar y garantizar el derecho a la participación de las organizaciones y actores del sur global es una condición mínima para una Cumbre Climática.
    • Honrar la promesa de proveer las dos dosis de vacuna de manera segura a las personas delegadas de países y ONGs del sur global dentro de un plazo razonable que permita su participación efectiva en COP 26, traslado y trámite de visas.
    • Eliminar o subsidiar los costos adicionales de cuarentena obligatoria requeridos a cada persona  delegada proveniente de un país en lista roja.
    • Ofrecer garantía de atención médica o seguros a personas delegadas en caso de contraer COVID19 durante las actividades de COP 26.
    • Comprometerse a reprogramar la Cumbre Climática en caso de que la presidencia de la COP no estuviera en posibilidad de cubrir los costos adicionales necesarios para cumplir las condiciones de cuarentena o de honrar la promesa de proveer vacunas a las personas delegadas del sur global.
    • Garantizar la participación de delegados de ONGs en las negociaciones de manera virtual

    Las organizaciones de CAN América Latina consideramos que este es un momento propicio para implementar el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas garantizando las condiciones mínimas para la participación del Sur Global en la COP26

    CANLA’s position

    Participation conditions at COP26

    CAN Latin America and its member organizations call to guarantee our right to participate in the U.N. Climate Conference. Considering the prevailing uncertainties regarding the conditions of participation of official delegations, observers and media during the COP26 of the UNFCCC, we declare: 

    With only a few weeks to go before COP26, our NGOs still do not have the minimum conditions to guarantee their participation and safeguard the health and lives of our participants. Economic barriers and restrictions are increasing without consideration of our right to participate. Our region has been historically underrepresented in the climate talks. In addition, the ongoing pandemic and gaps in access to vaccines further complicate the possibility of generating adequate security conditions for all COP26 participants. After accepting the offer made by the COP Presidency to provide vaccines to official delegates and observers, it is of great concern to us that with just weeks to go, this offer has not yet materialized. 

    The quarantine restrictions established for red-listed countries impose unusual and insurmountable barriers for most NGOs observing the UNFCCC from Latin America and the Caribbean.  The additional quarantine costs imposed on our organizations are a disproportionate financial burden that we are unable to meet.  

    The current barriers to participation mean that most CAN Latin America organizations will not be able to participate in person at COP26. 

    CANLA urges the Presidency of COP26 and the Secretariat of the UNFCCC to:

    • We call on the COP 26 Presidency to ensure the effective participation of civil society.
    • Providing the necessary conditions to increase and guarantee the right to participation of organisations and actors from the global south is a minimum condition for a Climate Summit.
    • To honour the promise to provide the two doses of vaccine safely to delegates from countries and NGOs from the global south within a reasonable timeframe that allows for their effective participation in COP 26, travel and visa processing.
    • To eliminate or subsidise the additional mandatory quarantine costs required for each delegated person coming from a red-listed country.
    • To provide guaranteed medical care or insurance for delegates in case they contract COVID19 during COP 26 activities.
    • Commit to rescheduling the Climate Summit in the event that the COP Presidency is unable to cover the additional costs necessary to meet quarantine conditions or to honor the promise to provide vaccines to delegates from the global south.
    • To ensure the participation of NGO delegates in the negotiations virtually.

    The CAN Latin America organizations consider that this is a propitious moment to implement the principle of common but differentiated responsibilities by guaranteeing the minimum conditions for the participation of the Global South at COP26.

    Fuente Climate Action Network América Latina

Noticias

Acción Climática, Agua y Salud

Multimedia

Opinión y Análisis

Experiencias e Investigaciones